Uno de los síntomas comunes producidos por una alergia es el rash, que consiste en una erupción cutánea (salpullido), acompañada con picor, escozor, áreas calientes y ronchas de color rosa pálido. Esta pequeña lesión puede ser localizada en una zona específica de la piel, o en toda la piel del cuerpo. En casos severos puede producir resequedad, inflamación cutánea o incluso ampollas.

Por lo general, el rash es consecuencia de una reacción a tintes o productos químicos en la ropa, a cosméticos, jabones y detergentes. Dependiendo el color y la textura que presenten, y la causa que lo provoque, se clasifican en:

Dermatitis de contacto: Es una reacción casi inmediata a ciertos productos químicos como jabones, plástico, caucho y látex.

Dermatitis seborreica: Es una erupción cutánea que aparece en zonas específicas, con enrojecimientos y descamaciones. Son provocadas por estrés, lociones y jabones.

Existen diferentes tipos de rash:

  • Eczema
  • Urticaria
  • Dermatitis de contacto
  • Pitiriasis rosada